martes, 15 de junio de 2010

Un retrato


Óleo sobre fibrofácil, (60 x 70 cm, click para ampliar)

Muchas veces, uno está concentrado en ver lo de afuera. Busca imágenes, sensaciones, historias e ideas en el mundo que vivimos, las procesa según su óptica particular, las asume y siente; y las plasma en una superficie. Bien hasta ahí.
Sin embargo, nunca he pintado con los ojos cerrados.
La destinataria de este cuadro me lo corrigió una y mil veces hasta que , físicamente hablando, se le empezó a parecer. Pero realmente la cosa avanzó y el retrato empezó a emerger cuando logré cerrar los ojos al hacerlo. Espero que les guste. Un abrazo. Zippo.

Un par de detalles:



11 comentarios:

MariaCe dijo...

Qué mirada tan intensa.
Bella, bella.

Mona Loca dijo...

La textura de la tela del chal me parece muy bien lograda.

Pensé que la había pegado, hasta que vi el detalle.


besos!

Pablo (yo) dijo...

Muy bueno el cuello, felicitaciones!!!

Zippo dijo...

Creo que debería haber subido una foto para poder comparar, pero la destinataria prefiere conservar el anonimato.

(¡Pst! en mi Facebook hay un par, pero observen discretamente)

Rapote dijo...

¡Eh! Yo ya he visto a esa persona... ¡Está igual! Me imagino cómo sumó puntos Ud. eh... Clap-Clap-Clap

; Rapote

Blanc// dijo...

es impresionante. Y el chal que detallaste es impactante por su realismo y lo que lograste en él.

FURIOSO(SEXY) dijo...

aHHH!!! POR POCO ME ASUSTOOO!!!!
PENSE QUE ME ESTABA MIRANDO ELLA A TRAVEZ DE UN VIDRIOO!!!
No te enojes...pero si..ella me mira...ja!!

Zippo dijo...

Rapo querido: sumé al final, al principio estaba resisitida la idea. Pero es cierto; me anoté una falta envido con 33.

El chal, parece que se lleva los aplausos.Pueden opinar del rostro, eh. XD

Furioso: Se entiende, ella te ha retado más de una vez.

El Vengador Pitufante dijo...

Creo que alguna vez lo dije pero todos tus cuadros me parecen espectaculares! =)

El Vengador Pitufante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zippo dijo...

Gracias, Pitufáith. Sobre todo viniendo de alguien no muy fácil de convencer.Se valora mucho.