martes, 11 de enero de 2011

Opresión

Oleo y acrílico sobre tela, ( 60 x 50 cm)


El ansia y el deseo de libertad, es uno de los impulsos más genuinos, nobles, elevados y tenaces de los que puede hacer gala la raza humana. Y curiosamente, es uno de los más primitivos. Imperios enteros se han erguido en nombre de esta legítima bandera, y han comenzado a caer cuando comenzaron a oprimir a los demás. El actual es un buen ejemplo.

En el espacio del arte, la libertad es una fuente inagotable de inspiración, mensaje y aliciente; técnicamente, propone buenas proyecciones, dinámica y puntos de fuga. En cuanto al mensaje, representa el deseo permanente del artista y, hasta la falta de ella bien representada logra muy buenas obras.

Hoy, no hay nada mejor que represente ese deseo, que la lucha de la mujer por encontrarse en el mundo de hoy.Nadie se atreve a conjeturar adónde la llevará, y ni siquiera se sabe si tendrá éxito. Pero las cosas nunca volverán a ser como antes, y eso es algo muy bueno.En un mundo carente de utopías e ideales, donde toda lucha encarna la mezquina meta del poder mismo, ellas luchan por ser. Yo, aplaudo, facilito y acompaño.

¡Ah! espero que les guste el cuadro. Un abrazo. Zippo.

















5 comentarios:

Gamar dijo...

Excelente.
Porque además de bello a la vista, habla por si solo.
Se está superando.
Un abrazo.

Zippo dijo...

Abrazo de principio de año, Gamar.Y de vez en cuando, mi perro caza una mosca, vio.

oenlao dijo...

Me gusta mucho, el cuadro y el texto.

Zippo dijo...

Me alegra, Carlos.Sobre todo , viniendo de vos, que sos un excelente y prolífico guionista.

antonio larrosa dijo...

Son unas imagenes asombrosas.

Clica sobre mi nombre